Buscar

Adriana Tejada. Escritora.

Doblemos las palabras

La gelba, mi primera novela

La gelba se puede comprar online ¡y llega muy rápido!

Puedes hacerte con ella en digital por sólo 2,99€ aquí. En físico en la web de la editorial Ediciones en Huida o en sus librerías habituales: La casa del libro, Fnac, Un gato en bicicleta, El gusanito lector, Palas,…

Consulta todas las librerías en Sevilla aquí.

En Madrid puedes encontrarla en Librería Lé, Tipos infames o en Iberoamericana entre otras.

Consulta todas las librerías de Madrid aquí.

Entrada destacada

Desnuda

Cuando huelo el azahar por la ventana, veo el sol y escucho a Morricone, lloro un poco por dentro. Ojalá escribiera mejor y pudiera parecerme a lo que quería ser de pequeña (cuando ya me consideraba mayor). Seguir leyendo “Desnuda”

Las fiestas de los jueves

Felisa ya no peinaba canas. Las horas de quimioterapia pasaban tan lentas como lo había hecho el resto de su vida. Primero cuidando de sus hermanos, luego de su padre y, por último pero no menos importante, de su madre. A ella la odiaba, pero nunca le importó a nadie. Seguir leyendo “Las fiestas de los jueves”

Comportamiento ejemplar

Siguiendo la trama de la novela a la que estaba tan enganchada, Dora se sentó a ver su serie. Ella decía que no era un culebrón ya que no tenía manufactura latinoamericana sino de los Estados Unidos. Era profesora de matemáticas en un colegio.

-Pero ¿y eso qué más da, Dora? –preguntaba su marido sin comprender la diferencia social entre ver Anatomía de Grey y La usurpadora. Seguir leyendo “Comportamiento ejemplar”

Bruno cruzó la carretera sin mirar

Bruno cruzó la carretera sin mirar. No es un chiste, no era un tomate ni una gallina ni nada que pudiera causar risa. Al fin y al cabo, aquel hombre se había pasado doce años y ciento treinta y nueve días en la cárcel. Acababa de escapar de allí y sabía que podrían encontrarlo en cualquier momento. Pensaba que tendría mucho miedo, pero al final sólo tenía ganas de probarlo, de probarse a sí mismo, de saber si podría llegar a salir de aquella prisión. Seguir leyendo “Bruno cruzó la carretera sin mirar”

#VDL 30 Bermejía

Pipi Calzaslargas era una hija de puta.

 

(VDL)

Carmelita, la pobre mujer

El otro día mi difunta abuela Carmelita se me apareció. Y a las siete y nueve minutos de la tarde, su hora de merendar. Ella siempre le gustaba tomar una galleta María y un café descafeinado con leche a esa hora. Sé lo que estás pensando, si merendaba a esa hora ya probablemente no cenaba, las señoras mayores comen poco. En absoluto, ella nunca perdió el apetito, ni con la quimio ni en la posguerra ni nada. Seguir leyendo “Carmelita, la pobre mujer”

¡Votadme!

Desde ya se puede votar en los Premios 20 Blogs de 20 Minutos.

Si os gusta mi blog y queréis apoyar la cultura ¡votadme AQUÍ!

Bankia

-Esta es mi casa.

-Me gustaba más antes.

 

La princesa Hattajak

Cuando tuvieron que huir de su castillo, los reyes de Blystian tuvieron que dejar muchas cosas atrás. Sus coronas de brillantes preciosos talladas en oro puro, los mantos de piel de animales tintados en colores llamativos o zapatos incómodos pero hermosos con tacones altos y telas rígidas. Seguir leyendo “La princesa Hattajak”

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑